El 30% de los empleos serán modificados por las tecnologías de automatización digital tras el confinamiento (al hilo del último informe de Randstad)


¿Cuál es el futuro del trabajo? A esta pregunta se propuso contestar Randstad a través del reciente estudio “Flexibility at work”, donde analizaron las principales tendencias en el ámbito laboral y sus perspectivas de cara al futuro.

El informe, dividido en cuatro apartados bien diferenciados, esboza en profundidad las principales tendencias que marcan el presente de las economías modernas, además de sus implicaciones sociales y culturales para el trabajo y el trabajador y los desafíos que para estos representa. 

Según una reciente encuesta realizada publicada también por Randstad, el 42,8% de las empresas están implantando medidas de teletrabajo en sus organizaciones con el objetivo de poder sobrevivir y hacer frente a esta situación de confinamiento. 

A pesar de esta percepción, el 58% de los trabajadores españoles consideraba antes del comienzo de la crisis que su puesto disponía de lo necesario para poder teletrabajar. Además, se constató que el 68,6% de los empleados españoles que querían teletrabajar, no podían hacerlo porque su empresa no se lo permitía. 

En este contexto de confinamiento es en el cual el informe ha tomado su forma. 


La tecnología de automatización digital modificará el 30% de los empleados actuales

Entre las tendencias que inciden en los mercados laborales actuales y futuros, el informe destaca el progreso y las innovaciones que dotan a las máquinas con capacidades y habilidades cada vez más potentes. Aunque la automatización no sea de ninguna manera un fenómeno tecnológico nuevo, la revolución digital ha generado un serie de efectos en nuestro mercado laboral a través de, por ejemplo, la introducción de la la informática, de Internet y de otras Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). Además, todo hace indicar que esta evolución se seguirá desarrollando con nuevos avances en robótica, así como en el aprendizaje automático y otras tecnologías de inteligencia artificial (IA).

Según el informe, la influencia de las nuevas tecnologías de automatización digital en nuestro trabajo, impulsadas por las obligaciones del teletrabajo, serán incluso más determinantes una vez podamos salir del confinamiento. Randstad Research prevé la evolución de muchas de las formas de trabajo que actualmente dominan el mercado, de tal modo que en los países de la OCDE, el 30% de los empleos se modificarán. De hecho, tal será el impacto previsto, que el 96% de los responsables de RRHH cree que las herramientas de inteligencia artificial tienen el potencial de mejorar la retención y adquisición de talento corporativo (Randstad 2018b). 

Además, añadido a lo señalado hasta el momento, el informe apunta a que uno de cada siete trabajos directamente desaparecerá. Si bien es cierto que tal vez ese sea el efecto más palmario del proceso y avance de robotización en España a corto plazo, no tiene necesariamente que repercutir directamente en la cantidad de puestos de trabajo a los cuales los empleados pueden acceder a partir de la introducción de estas inteligencias automatizadas en su empresa, departamento o centro de trabajo. 

En números brutos, el informe señala que, en España hay 157 robots industriales en fábricas por cada 10.000 trabajadores, lo que se traduce en una tasa de robotización del 1,57%, por delante de la media europea 1,06% y de países como Francia (1,37%), Suiza (1,29%), o China (0,97%). A la cabeza del ranking de países donde la robotización está más presente, se encuentran Corea del Sur (7,10%), Singapur (6,58%), Alemania (3,22%), Japón (3,08%), Suecia (2,40%), Dinamarca (2,30%) y Estados Unidos (2%). 

 

Las nuevas formas de trabajo de la economía gig

Las nuevas formas de trabajo generadas dentro de la llamada economía gig, evidencian un cambio de tendencia que difieren del grupo tradicional de trabajadores a tiempo completo y con contratos indefinidos. Nuevas formas de trabajo como: 

  • Trabajadores a tiempo parcial con contrato indefinido o temporal con una empresa.

  • Trabajadores con contrato de trabajo con una agencia de trabajo temporal para trabajar temporalmente bajo su supervisión y dirección.

  • Trabajadores con contrato temporal sin garantías de un horario laboral regular o con un número determinado de horas de trabajo. Un ejemplo son los contratos de cero horas para los cuales el empleador no tiene obligación de proporcionar un número determinado de horas de trabajo.

  • Trabajadores independientes o autónomos cuyo ingreso depende directamente de las ganancias de los bienes o servicios producidos. Trabajan como contratistas para distintas empresas en diferentes momentos. 

 

Desafíos y oportunidades de cara al futuro

El estudio destaca que estas tendencias están consiguiendo impulsar el crecimiento económico de las organizaciones y han traído una prosperidad sin precedentes a nuestras sociedades. Como tales, estos cambios suponen un nuevo desafío para el futuro de nuestras economías: un futuro que depende fundamentalmente de nuestra capacidad para seguir innovando los procesos de producción y desarrollo de nuevos productos y servicios, reasignando los trabajos menos productivos para que lleguen a ser más competitivos Por tanto, estas tendencias plantean unos desafíos para el futuro del trabajo nunca antes intuidos. 

Estos desafíos sociales no están relacionados con la escasez de puestos de trabajos, como ya hemos tratado de explicar en párrafos anteriores, sino que suponen más bien una cuestión de distribución del trabajo: en particular,  el estudio señala la creciente desigualdad, la reasignación y polarización del trabajo, o el déficit y depreciación de habilidades tecnológicas, como temas recurrentes que ahora emergen como desafíos que afrontar junto con el desarrollo y potenciación de estas tecnologías de automatización digital del mercado. 

En este sentido, el estudio destaca que más del 25% de las grandes empresas de la OCDE están teniendo dificultades para encontrar determinados perfiles tecnológicos.

 


Descubre mucho más en el informe completo.