By Manuel Férnández on noviembre 02, 2022

9 claves para implantar una estrategia de Employer Branding.

Tanto para retener, como para captar nuevo talento es muy útil potenciar una estrategia de Employer Branding, es decir, la imagen que desprende al exterior la empresa como un buen lugar en el que trabajar. 
 
El Employer Branding es una de las estrategias de retención de talento más relevantes y suele ser una de las áreas de trabajo más importantes de los departamentos de Recursos Humanos de toda empresa. Esta estrategia pone el foco en la imagen de marca que genera una empresa y a través de ella atraer y retener el talento. 
 
La imagen de marca determina la opinión y visión que tienen los trabajadores hacia una organización, por lo tanto, si una empresa tiene una imagen de marca positiva ésta atraerá  más talento que una empresa con mala reputación.
 
En la actualidad las empresas deben de hacer frente a innumerables desafíos que están cambiando el rol que hasta ahora tenían los departamentos de Recursos Humanos, y es aquí donde entra en escena el Employer Branding.
 
Los empleados más jóvenes que están accediendo al mercado laboral tienen unos valores diferentes a los de otras generaciones que les han precedido. Para estos, el trabajo estable con un sueldo alto como método de atracción y retención ha perdido su atractivo. 
Los más jóvenes cada vez buscan más la flexibilidad laboral, las empresas innovadoras o aquellas organizaciones que les aporten formación complementaria y con las que además compartan unos valores comunes.
 
En la actualidad estamos viendo jubilarse poco a poco a la generación de los Baby Boomers, y a su vez vemos cómo se amplía la digitalización. Estas dos cosas combinadas ha hecho crecer la demanda de talento jóven, haciendo que cada vez sea más difícil de encontrar. 
Por ello el Employer Branding será de gran utilidad, al permitirnos tanto atraer como retener a estos talentos tan demandados.
 

9 claves para implantar una estrategia de Employer Branding

Employer Branding

Las Estrategias de Employer Branding necesitan de una visión de largo plazo y de una estrecha colaboración entre los departamentos de marketing y el de RRHH. Además, disponer de software que te ayude a llevar a cabo esta estrategia también es una parte fundamental.
 
  1. Definir el público objetivo: al igual que no llevarías a cabo una estrategia de marketing para uno de tus productos sin haber analizado previamente a tus clientes, a la hora de elaborar una estrategia de employer branding debes de analizar a tus empleados.

    Por ejemplo, tus empleados pueden querer más flexibilidad horaria y a otros les gustaría tener más teletrabajo en la empresa.

  2. Analiza la situación actual de la empresa: investiga que necesitan tus empleados y que es lo que quieren tus candidatos. Suele hacerse a través de mapas de empatía, encuestas internas o a través de informes de consultorías externas.

    A través de este análisis podrás definir la mejor estrategia para que tus empleados acaben siendo embajadores de la marca de tu empresa.

  3. Analiza la situación deseada: los departamentos de marketing y RRHH deben de colaborar para que la iniciativa se lleve a cabo de la mejor manera. Y a partir de aquí, definir a dónde quieres llegar y qué objetivos quieres alcanzar.

  4. Definir los objetivos a alcanzar: se deben de establecer objetivos específicos a alcanzar para luego poder ver el grado de cumplimiento de la estrategia en base a tus acciones.

  5. Crear una propuesta de valor: al igual que comunicas por que tu producto es único o mejor que los de la competencia, debes de hacer lo mismo con tus empleados y candidatos.

  6. Canales de Comunicación: define canales tanto internos como externos para comunicar tus iniciativas como marca. A nivel interno son especialmente interesantes las herramientas de comunicación interna de los propios Software´s de RRHH. A nivel externo destacan las redes sociales como Linkedin, Twitter o Instagram.

  7. Acciones Internas: el objetivo que deber de perseguir es que los propios trabajadores sean embajadores de la marca de tu empresa. No consiste en que los empleados reciban tus comunicaciones, sino en que sean partícipes y se involucren en difundir lo que haces bien.

  8. Acciones externas: consiste en transmitir tu marca de buen empleador. Puedes hacerlo a través de eventos de empleo, charlas en Universidades, o a través de RRSS.

  9. Monitorizar y evaluar la estrategia: debes medir y analizar lo que estás haciendo para saber si funciona o estás perdiendo el tiempo y debes de cambiar de estrategia.
Además de prestar atención a la imagen de la empresa, también es necesario conocer a tus empleados y detectar las carencias que puedan tener, poner en valor su trabajo y reforzar los valores compartidos entre los empleados y la empresa.
 
Valorar a los empleados y atraer más talento a una empresa en base a las carencias existentes se puede hacer a través de las evaluaciones de desempeño, que juegan un importante papel a la hora de descubrir, describir y evaluar el trabajo de los empleados.
 

Employer Branding