Daniel Martín
By Daniel Martín on diciembre 02, 2022

Inbound Recruiting: qué es, beneficios y fases.

¿Aún sigues rezando para que los mejores candidatos se inscriban en tus ofertas? ¿no consigues comunicarte bien durante el proceso de reclutamiento? ¿tienes altas tasas de rotación? Tal vez te interese entonces conocer qué es el Inbound Recruiting y seguir leyendo este artículo. 
 

Tabla de contenido 

  1. ¿Qué es el Inbound Recruiting?
  2. Beneficios del Inbound Recruiting
  3. Las 4 Fases del Reclutamiento Inbound
  4. ¿Qué conseguirás implementando una estrategia Inbound Recruiting?
  5. ¿Cómo establecer una estrategia de Inbound Recruiting.?

Qué es el Inbound Recruiting

Las nuevas formas de trabajo (que no es tan solo una nueva modalidad híbrida del mismo, sino que va más allá en cuanto a la Experiencia del Empleado) han situado al empleado en el centro de las preocupaciones principales de las empresas, que comienzan a preocuparse por su bienestar y salud laboral. Por lo tanto, para atraer y retener el talento dentro de nuestra organización es necesario motivar y enamorar a nuestros empleados para que sientan el proyecto como suyo. 
 
Pero entonces la pregunta surge sola: ¿cómo hacerlo de la mejor manera posible?
Para eso contamos con la metodología Inbound Recruiting, que se centra en el candidato para atraerlo hacia nuestro proyecto consiguiendo fidelizarlo desde el primer momento y contratarlo más rápido. 
 
En comparación con el reclutamiento tradicional, el reclutamiento Inbound no abandona al candidato durante el proceso de selección, sino que lo convierte en un actor activo que desde el principio toma el poder y la decisión. Desde el inicio, la organización busca atraer a ese candidato a su oferta empoderándole.
 

 Beneficios del Inbound Recruiting

Antes de comenzar hablando de las 4 fases que rodean al reclutamiento inbound, se hace necesario ver qué puede aportar esta metodología a tus procesos de selección y reclutamiento. Lo resumimos en 4 grandes ventajas.
 
  • Ahorras recursos en tus procesos de reclutamiento, ya que utilizarás casi exclusivamente canales de reclutamiento propios. 
  • Encontrarás los candidatos ideales para tu organización. Los futuros empleados estarán motivados y mucho más preparados para hacer el trabajo. 

  • Tiempos de contratación mucho más cortos. 

  • Mejorarás tu employer branding, al ser una empresa transparente conseguirás fidelizar el talento disponible.  

 Las 4 fases del Reclutamiento Inbound.

Las fases del Inbound Recruiting son todas aquellas etapas por las que pasa un candidato durante su proceso de selección. Pero antes de meternos en resumir cada una de estas 4 fases, es necesario que conozcas bien a tu candidato ideal, para ello, será necesario que construyas tu propio Candidate Persona.
 
Después, se hace necesario llevarlo a la práctica. Existen 4 fases: Atraer, Convertir, Contratar y Enamorar. Siguiendo estas etapas, conseguirás enamorar a tus candidatos y mejorar su experiencia. 
 

Inbound Recruiting

  • La primera fase es “atraer” al talento, pero no a cualquier candidato, sino a aquél que mejor se adapta a la cultura de tu organización. Para ello contamos con nuestra propia página de empleo en nuestra web como centro a través de la cuál podamos dirigir a nuestros candidatos hacia la oferta. En ella, debemos de tener preparadas nuestras ofertas de empleo.

    Además, nuestras redes sociales también serán otro filón a través del cuál nuestros candidatos puedan sentirse identificados con nuestro proyecto. 

  • La segunda fase de nuestro proyecto inbound recruiting se basa en “convertir” a todos esos visitantes, en candidatos que tenemos en nuestra base de datos. Para ello, contamos con un ATS (Applicant Tracking System), que nos ayudará a que el candidato pueda inscribirse a la oferta de empleo, y a los responsables de selección pedir más o menos información relevante para el proceso.

    Además, cuenta con funcionalidades como las “Killer Questions”, que harán el descarte mucho más sencillo. Por supuesto, para ofrecer una gran experiencia es fundamental permitir al candidato la inscripción a través de su propio teléfono y en cualquier lugar. 

  • La tercera fase se centra en “contratar” al candidato. No olvides a tus candidatos por mucho tiempo, es lo peor que podrías hacer. Para eso, gracias a un software de reclutamiento y selección, podrás comunicarte constantemente con el candidato y ofrecerle una experiencia brutal: desde conocer en qué estado del proceso está, hasta emails automatizados, video entrevistas de selección en diferido, o un chat para comunicarse. 

  • La última fase trata de “enamorar” a los candidatos descartados y aceptados para que se conviertan en embajadores marca, En el caso de nuevos empleados, el proceso de onboarding se ha convertido en clave para hacer que estos se sientan a gusto en los primeros días clave a su incorporación.

 ¿Qué conseguirás implementando una estrategia Inbound Recruiting?

Según datos que ofrece Toni Gimeno, experto en Inbound Recruiting, en tan solo 3 meses de aplicar la metodología Inbound Recruiting, algunas empresas han visto crecer su base de datos hasta en más de 3400 candidatos. 
 
De esos, sólo el 8% de los candidatos que se inscribieron en nuestras ofertas de empleo fueron descartados automáticamente por Killer Questions. Los candidatos, claramente, encajaban de antemano con la cultura de la organización. 
 
Además, el 79 % insistieron en mantener el contacto y seguir en la Base de Datos; el 20% de los candidatos no respondieron y sólo el 1% respondió con una negativa a mantener su CV en la Base de Datos.

 ¿Como establecer una estrategia de Inbound Recruiting?

En este apartado trataremos de ayudarte con algunas claves para conseguir que tu proyecto de inbound recruiting tenga éxito. 
 
  • Trata de conocer en profundidad a tu candidato ideal. Para ello, pregunta a tus propios empleados qué les hace querer continuar en la organización.

  • Refuerza tus herramientas de atracción del talento. Tu página web de empleo es el centro de tu estrategia de inbound marketing, cuídala. Para ello también, tu ATS es un punto clave de conexión entre tú y el candidato. 

  • Cuida la Experiencia del Candidato y la comunicación con el mismo durante todo el proceso. 

  • Tener claro nuestra cultura y lo que tratamos de conseguir para poder transmitirlo. 

  • No podemos olvidarnos del onboarding y de seguir tratando de enamorar al candidato después de contratarlo. 

Inbound Recruiting