Daniel Martín
By Daniel Martín on noviembre 28, 2023

Inteligencia artificial en recursos humanos: cómo se puede aplicar en tu empresa.

En este artículo, exploramos a fondo el impacto de la inteligencia artificial (IA) en el ámbito de Recursos Humanos (RRHH). Descubriremos cómo la IA está transformando la gestión de personal en las organizaciones, desde la automatización de tareas administrativas hasta la selección de candidatos y la gestión del talento
 
. Además, analizaremos las desventajas de la IA en RRHH, centrándonos en cómo esta tecnología está mejorando la eficiencia de los procesos y la toma de decisiones, pero también plantea desafíos éticos y de privacidad que deben ser considerados. 
 
Asimismo, exploraremos cómo el futuro de la IA en RRHH se perfila hacia una mayor personalización de los procesos y una mayor flexibilidad para adaptarse a las necesidades únicas de cada empleado y empresa. ¡Acompáñanos en este viaje para descubrir cómo la IA está redefiniendo la función de RRHH en el mundo laboral actual!
 
Tabla de contenidos:
  1. ¿Qué significa la IA aplicada a Recursos Humanos?
  2. Cómo impacta  la IA en Recursos Humanos. 9 casos de usos que deberías de tener en cuenta.
  3. Desventajas de la inteligencia artificial en Recursos Humanos.
  4. ¿Qué nos deparará el futuro?

¿Qué significa la IA aplicada a Recursos Humanos?

La inteligencia artificial (IA) aplicada a Recursos Humanos (RRHH) se refiere a la utilización de técnicas y tecnologías de IA para mejorar y optimizar los procesos y las decisiones relacionados con la gestión de personal en una organización.

Esto implica el uso de algoritmos, análisis de datos y automatización de procesos y flujos de trabajo para abordar una variedad de tareas y desafíos en el ámbito de RRHH
 

Cómo impacta  la IA en Recursos Humanos. 9 casos de usos que deberías de tener en cuenta.

La inteligencia artificial (IA) está teniendo un impacto significativo en la función de Recursos Humanos (RRHH) en muchas organizaciones: 
 

1. Automatización de tareas administrativas: La IA puede automatizar tareas repetitivas y administrativas en RRHH, como el procesamiento o incidencias en nóminas, la gestión documental, la gestión de vacaciones, o el organigrama corporativo, por nombrar algunos.

Esto libera tiempo para que los profesionales de RRHH se concentren en tareas más estratégicas y de alto valor gracias al valor de la automatización de los flujos de trabajo y el poder de los datos. 

Piensa, por ejemplo, en el valor de aprobar las vacaciones o los turnos de trabajo de tus empleados de forma sencilla y fácil, a un solo click, y después poder tener datos sobre el absentismo en tu empresa y saber si existe o no un problema en ella. 

2. Selección de candidatos: La IA se utiliza en la selección de candidatos para analizar currículums, evaluar habilidades y realizar entrevistas iniciales a través de chatbots o asistentes virtuales.

Aunque eso tiene sus peligros éticos, existen ya sistemas que ayudan a los responsables a conocer mejor el flujo de candidatos que pasan por las distintas fases y permite así tener un cuadro claro de todo. Además, los datos que vendrán acompañados de estos procesos y de los que el sistema se alimenta, permitirá descubrir estancamientos, fases innecesarias donde los candidatos se atascan. 

Por otra parte, y solo por nombrar algunas de las características en IA y selección, existen herramientas que ya nos permiten publicar varias ofertas al mismo tiempo en diferentes portales, por lo que ahorraremos mucho tiempo en esos procesos donde dos o más softwares están integrados. 

3. Gestión del desempeño: La IA puede ayudar a identificar a los empleados con alto potencial y a desarrollar planes de desarrollo personalizados. 

También puede analizar datos de desempeño y retroalimentación para identificar tendencias y áreas de mejora en la gestión del talento. People Analytics, ¡allá vamos!

Además, La IA puede proporcionar análisis más objetivos y datos sobre el desempeño de los empleados, lo que facilita la toma de decisiones basadas en datos en lugar de juicios subjetivos.

4. Capacitación y desarrollo: La IA puede ofrecer recomendaciones personalizadas de capacitación y desarrollo para los empleados, identificando brechas de habilidades y proponiendo cursos o recursos específicos.

5. Analítica de RRHH: La IA facilita el análisis de grandes conjuntos de datos para identificar tendencias en la fuerza laboral, como la rotación de empleados, la retención, la diversidad y la inclusión. Esto permite a las empresas tomar decisiones más informadas sobre la gestión de su personal.

6.HR Bots y otros asistentes para empleados: Los chatbots y asistentes virtuales basados en IA pueden proporcionar respuestas a preguntas frecuentes de los empleados, gestionar solicitudes de tiempo libre y brindar información sobre políticas y procedimientos de la empresa.

7.Enfatizar la cultura y compromiso: Las nuevas herramientas también pueden ayudar a medir la satisfacción de los empleados y la cultura organizativa a través de encuestas de clima laboral, lo que permite a las empresas abordar los problemas de compromiso y bienestar y actuar en consecuencia. 

8.Te  ayuda a automatizar procesos de incorporación: La IA puede realizar un seguimiento del progreso de los nuevos empleados en su proceso de incorporación, asegurándose de que todas las tareas y etapas necesarias están completadas. 

Además, ya existen herramientas que pueden adaptarse a los procesos de incorporación específicos de cada empleado y empresa, proporcionando recursos y orientación personalizados según el puesto y las habilidades del empleado. O, cómo también ocurre con OpenHR, permitiendo flujos de trabajo por cada determinado proceso y adaptándose a cada departamento de la empresa.
 
 INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LOS RRHH
 

Desventajas de la inteligencia artificial en Recursos Humanos.

La implementación de la inteligencia artificial (IA) en Recursos Humanos (RRHH) tiene sus desafíos y problemas que los responsables deben saber hacer frente. Por eso, como el conocimiento es poder, te dejamos algunas ideas que pueden hacerte reflexionar (espero, la verdad). 

Uno de los problemas más destacados es el sesgo algorítmico, donde los algoritmos pueden perpetuar sesgos presentes en los datos, lo que puede llevar a decisiones sesgadas y discriminación en RRHH.

Otra limitación importante es la falta de empatía de la IA, ya que carece de la capacidad de empatizar y comprender emociones humanas, lo que puede ser un problema en situaciones que requieren una interacción genuina y emocional.

La privacidad y seguridad de los datos también son áreas de preocupación, ya que la recopilación y el uso de datos sensibles de los empleados deben abordarse con rigor para evitar infracciones de privacidad y problemas de seguridad.

La falta de contexto es otra desventaja, ya que la IA toma decisiones basadas en datos objetivos, pero puede carecer de la capacidad de comprender el contexto y las circunstancias específicas, lo que puede llevar a decisiones inapropiadas en situaciones complejas.

La falta de adaptabilidad de la IA es otro desafío, ya que puede ser inflexible y no siempre se adapta bien a situaciones imprevistas o inusuales, lo que limita su utilidad en casos excepcionales.

La falta de intuición y creatividad es una limitación fundamental, ya que la IA no puede proporcionar la intuición, la creatividad y el juicio humano necesarios en la gestión de personas y la resolución de problemas complejos. Eso, mejor, se lo seguimos dejando a los responsables de recursos humanos. 

Además, y por añadir un último aspecto, realmente, y aunque parezca irónico, la IA viene acompañada de un coste de tiempo que debe ser medido por los responsables. Los sistemas, para que funcionen, necesitan alimentarse de datos de calidad, reales, para que nos ofrezcan la mejor información y un conocimiento objetivo de lo que está ocurriendo en la empresa. 
 

¿Qué nos deparará el futuro?

Te puedo dar la respuesta más corta y sincera: no lo sabemos, nadie lo sabe. 
Sin embargo, estamos viendo cómo el avance tecnológico en Recursos Humanos va más hacia una mayor automatización de tareas y de flujos de trabajo en tareas más rutinarias para que los responsables puedan ocuparse de la parte más creativa del trabajo. 

También se apunta a una mayor flexibilidad y personalización de los procesos. Cada empleado y cada empresa es un mundo, y necesitan herramientas adaptadas a las nuevas necesidades.